Skip to main content

Iniciar, comenzar o empezar algo nuevo en ocasiones no es fácil, porque involucra nuevos hábitos, costumbres o actividades de las cuales no estamos acostumbradas a hacer, pero que internamente sabemos que si las empezamos nos traerá grandes beneficios para nuestra vida. Y así como todos, al principio del año, nos establecimos metas, propósitos y sueños que queremos cumplir, lograr o mejorar, por lo cual debemos hacer cambios en nuestra rutina diaria y es normal que en ocasiones no nos sintamos motivados para hacerlo.

Nosotras te compartiremos unas claves que te ayudarán a construir una motivación y fuerza de voluntad inquebrantables en todo momento, para que logres todos esos objetivos que te propusiste al comenzar el año.

  1. Encuentra el significado oculto

A veces solemos marcarnos o plantearnos objetivos por simple moda, tendencia o influencia de otra persona, pero en realidad lo debemos hacer de forma consiente, teniendo muy claro y presente el por qué lo queremos lograr, así nuestra motivación no dependerá de nada externo sino, completamente interno y personal.

Ten presente antes de plantearte un objetivo preguntarte ¿Por qué? Pero no lo menosprecies: lo que descubras puede ser absolutamente revelador. Encuentra el significado de tu objetivo. Saber que estás haciendo algo con significado es mucho más poderoso.

  1. Guíate por tus valores y no por tus objetivos

Ten presente los valores que hay detrás de ese objetivo que te planteaste. De lo contrario solo pensarás en  metas concretas y eso tiene un riesgo tremendo. Así que, cuando estés planteando tus objetivos piensa en tus valores y cuales puedes implementar para lograrlo, lo cual te permitirá sentirte mucho más motivado en todo momento.

Avanza guiada por tus valores en lugar de por tus objetivos.

  1. Separa tu meta en etapas

Márcate una serie de pequeños objetivos diarios, semanales y mensuales, porque a medida que vayas consiguiéndolos sentirás como te acercas más a tu objetivo final. Así, cuando vayas obteniendo pequeñas victorias diarias, semanales o mensuales, tu confianza aumentará. Y eso te motivará a buscar la siguiente victoria.

  1. Visualiza el camino, no la meta

Visualiza el proceso que vas a seguir para lograr tus objetivos propuestos, plantea estrategias, actividades y tareas que debas hacer día a día para llegar a dónde quieres y ubícalas en un lugar visible, para que así lo tengas presente en todo momento y trabajes en eso todos los días.

  1. Identifícate con tu YO del futuro

Cada vez que tomes la decisión que procrastinar algo, dejar de hacer una actividad que te lleva a cumplir tus objetivos, piensa en tu YO del futuro e imagínate que ese futuro fuera hoy. Te darás cuenta de que no va a haber tanta diferencia entre tu presente y tu futuro, y eso te dará más fuerza de voluntad hoy.

Tú eres una mujer poderosa, guerrera y capaz, en ti y en tu interior está el cambio que quieres lograr, llénate de valor, capacidad y valentía para luchar día a día en tus objetivos propuestos, porque desde Dulzamara estamos seguras de que los vas a lograr y hasta mucho más. Así que llena de significado tus objetivos, encuentra los valores que van a guiarte y establece pequeñas etapas que te permitan medir tu progreso.

Leave a Reply

Enviar
1
Enviar
Hola Soy Joha, gracias por comunicarte con Dulzamara.
¿Cómo podemos ayudarte?