Skip to main content

Venimos de una temporada donde se vivieron momentos de dificultad, soledad, independencia y aislamiento, donde volver a compartir con las personas nuevamente se sentía un poco extraño, pero con los días nos fuimos adaptando y volviendo a la nueva realidad.

No sé si tú seas de las mujeres que cuida, protege y siente las energías de las demás personas, pero nosotros sí, y consideramos que nuestra energía es de las cosas más valiosas que tiene cada persona.

Es por esto, que aquí te compartiremos algunas maneras de proteger tu energía para que vivas en armonía, serenidad e iluminación espiritual.

  1. Sé selectiva con las personas que inviertes tú tiempo.

Busca rodearte de personas que vibren en tu misma sintonía, que te aporten y se preocupen por tu bienestar, a veces es mucho más importante la calidad que la cantidad.

Además, las personas que están a tu lado serán de gran influencia para tu desarrollo y crecimiento personal.

  1. Dedícate tiempo a estar contigo misma.

Cuando nos dedicamos tiempo a nosotras mismas sea haciendo algo que nos guste o simplemente descansando, nos recargamos internamente, vienen a nosotras pensamientos positivos, amor propio y felicidad por el ser que somos.

  1. Pon límites siempre que sea necesario.

Seamos auténticas y dejemos a un lado ese temor que en ocasiones nos cuesta decir que “no” por pensar en el otro, x o y, y esto es algo que nos ocurre tanto en las relaciones sociales como en el trabajo. Pero es importante que pongamos dichos límites y nos sintamos con total seguridad de hablar y expresar lo que queremos.

  1. Pon tu teléfono en modo avión.

Desconéctate por un momento, en muchas ocasiones necesitamos desconectarnos para volver a conectar con nuestro interior y con nosotras mismas, además regálate un descanso de las pantallas, siéntete libre y dedica ese espacio para ti.

  1. Pide ayuda cuando la necesites.

Busca a tus seres queridos, familiares o personas con las que sientas plena confianza y cuéntales la situación que estás viviendo o por el problema que estás pasando, esto te ayudará a desahogarte, recibir apoyo de externos y palabras que te pueden recargar de sabiduría o mostrarte soluciones que no habías visto.

Saber pedir ayuda se relaciona con emociones positivas, como la sensación de sentirse querido y cuidado por otros.

  1. Escucha a tu mente, a tus emociones y a tu cuerpo.

Escucha a tu cuerpo cuando necesites un descanso y dale un stop a las actividades que estás realizando.

Es importante conocerse y aprender de uno mismo y  sanar aquello que nos falta, así podrás volver con más energía y fuerza a darla toda. 

  1. Guíate por tu intuición, no por la opinión externa.

La intuición es todo aquel conocimiento que poseemos, de forma consciente o no, a raíz de nuestras experiencias individuales y colectivas por eso es vital a la hora de tomar decisiones.

Nosotros en Dulzamara queremos que seas una mujer llena de energía positiva, que vivas cada día al máximo y te valores por lo que eres, solo tú sabes cuánto te ha costado llegar donde estas. Amate cada día más, hazte respetar y se feliz en todo momento.

 

“No guardes nada para una ocasión especial, vivir ya es una ocasión especial”

Leave a Reply

Enviar
1
Enviar
Hola Soy Joha, gracias por comunicarte con Dulzamara.
¿Cómo podemos ayudarte?